Cuentos y Poemas

 

Fluye hacia la inmensidad
deja al Ave volar.
Busca tu camino
en un suave andar,
la verdad llegará a tus labios
mientras tú te dejes Amar
quien es el dueño de la verdad?
la misma que escribe sin cesar
Solo el Amor de Dios encontrarás.

Plasma la alegría en tu vivir
inundando cada momento,
ve al Ave brillar
y contempla su esplendor,
toma el Dorado de su color,
copia el aletear de sus alas
y anímate a viajar.
Emprende tu camino ya!
 


Riega las plantas al amanecer
el rocío rozará tu Alma y
calmará tu sed.


Era un día frío, se acercaba el otoño, la playa estaba serena con algunos caminantes matutinos.  El rechinar de las últimas gaviotas anunciaban los días menos templados y acompañaban el murmullo de las olas.  Las olas grandes, serenas acariciaban la orilla dejando su marca de espuma en la arena, mojando algún pie descuidado.
Un joven alto, bien parecido, de cabellos oscuros, piel blanca y ojos azules, caminaba descalzo sobre la arena mojada.  Pensativo y con la mirada sobre sus pies caminaba sin rumbo.
Una joven de cabellos castaños y ensortijados, caminaba en sentido contrario, deteniéndose por momentos y mirando el horizonte, mirando el sol asomarse por entre las nubes.  El juego de las gaviotas la hacían volver a su realidad.
Era muy temprano en la mañana, dicen los lugareños que a esa hora se piensa mejor.  Quizás la bruma y el aire fresco despejen los malos pensamientos y la luz de los primeros rayos del sol iluminen y aclaren la mente.
Sus pasos se encontraron y cuando se miraron se reconocieron el Alma.
Sólo bastó una sonrisa de ella para que él se acercara y con voz dulce le preguntara si era de la zona.
Ella respondió "vivo desde hace mucho tiempo, pero despierto cada mañana y es un nuevo renacer, y es como si llegara por primera vez. Entonces salgo a caminar por la playa a esperar".
- ¿A esperar qué? - pregunta él
- A esperar la respuesta de mi Alma - responde ella.
- ¿Y encontraste la respuesta? - vuelve a preguntar.
- Cada mañana encuentro respuestas distintas y cada una de ellas es parte de TODA la respuesta.
- No entiendo - le dijo mirándola con desconcierto
- Claro, verás: cada mañana es distinta, los rayos son diferentes, el mar, aunque parezca el mismo, no lo es. Las gaviotas no vuelan un mismo recorrido.  Y en cada una de las cosas que percibo, cada una es una respuesta a mis interrogantes.
- ¿Y hoy es diferente?
- Claro, hoy estoy hablando contigo.
- Y si mañana volviéramos a encontrarnos?
- Tú crees que sería lo mismo que hoy?, Hoy es un día irrepetible
- pero.... esa es la respuesta a la búsqueda de tu Alma?
- En parte si..... porque me hace saber que soy parte de todo.

 

 

Principal  | Registros Akáshicos  | Reiki Usui  | Karuna Reiki  | Actividades Alquímicos Santa Clara | Lámparas Consagradas®
Magnified Healing®  |  Galería de Fotos | Páginas Amigas  | Desde el Akasha | Creando Abundancia | Contacto